blogmoai@gmail.com

12 Historias Ludditas

Hace apenas dos meses que acabamos de publicar este libro. Colgamos ahora el pdf y la editorial del mismo. La edición consta de 100 ejemplares numerados con portada en xilografía. Su precio es de 5 euros por copia, 3 euros para distribuidoras. Pedidos en blogmoai@gmail.com

https://www.dropbox.com/s/gr8yjmpti6anrx0/12historiasludditasfinal.pdf?dl=0

 EDITORIAL

Antes de que te sumerjas en la lectura del libro, desde el colectivo editorial creemos importante hacer algunas aclaraciones sobre el mismo.En primer lugar, es importante aclarar que este libro es una recopilación de artículos. Algunos de ellos han sido publicados en el blog Negre i Verd (http://negreverd.blogspot.com.es/), otros en la publicación Libres y Salvajes (http://archivomoai.blogspot.com.es/) y otros son inéditos. Pese a que son artículos independientes, mediante su unión se crea un hilo conductor capaz de dotar al texto de una visión global del tema.

Los llamados ludditas fueron artesanos y trabajadores ingleses del sector textil, que a principios del siglo XIX se opusieron a la introducción de nuevos telares y maquinaria, con la intención de defender no sus oficios, sino su modo de vida y su manera de entender el mundo.

Los protagonistas de estas historias, que vivieron en distintas partes del mundo y en momentos y contextos muy diferentes a la Inglaterra decimonónica tienen, a nuestro parecer, muchas confluencias con los ludditas ingleses, pese a que no se les atribuya dicha denominación. En primer lugar, comparten métodos con los ludditas clásicos, el sabotaje, junto con otras tácticas de resistencia, para defender su vida de la dominación fabril. Por otro lado, en todos estos actos de resistencia hay otro nexo común, la capacidad de entender los mecanismos de los que se sirve el poder para sustentar su dominación. Es necesario conocer la importancia de determinadas imposiciones históricas como el Sistema Métrico Decimal, el reloj o la fábrica a la hora de analizar críticamente las causas y consecuencias de las nuevas imposiciones que el sistema tecnológico nos camufla en forma de necesidades (Internet y la acumulación de datos, la seguridad y la videovigilancia...). Del mismo modo es importante conocer de qué forma se desarrollaron las resistencias a estas innovaciones ya que servirán de ayuda a quienes enfrentan la sociedad tecnológica del siglo XXI como un leviatán al que intentar derrotar.

Especial fractura hidráulica en Return Fire

Compañeros de la revista Return Fire tradujeron al inglés y publicaron el texto sobre fracking que publicamos hace ya algunos años, dejamos aquí el texto en inglés y el pdf de la revista, para posibles interesados. Agradecemos a Return Fire  su colaboración y su trabajo.

http://actforfree.nostate.net/wp-content/uploads/2017/07/return-fire-vol4-contents.compressed.pdf

What is Fracking? 

Fracking or hydraulic fracture is an unconventional method of extraction of natural gas, also known as “shale gas”. This gas, fundamentally composed by methane, is found stored in small pores or impermeable rock bubbles, normally of schist or slate, located thousands of metres below the surface. “Unconventional gases” are denominated to those that for their cost or difficulty of extraction are less profitable. However, with the advance of extractivist technologies, these gases can be catalogued as conventional in a short period of time. The hydraulic fracture consists in “breaking” or “fracturing” the mother rock that contains the gas for its extraction. For this a perforation technique is used: firstly the surface is drilled for up to 5,000 metres vertically and after that several horizontal kilometres are also perforated (from 1.5 to 5 km). After this water with sand are injected with great pressure (98%). It should be noted that this water and sand also contain a series of chemical additives (2%). This provokes small explosions that fracture the rocks and liberate the gas, which ascends from the surface through a pit. The sand mixture is in charge of keeping the fracture open in order to constantly keep obtaining gas. Part of the injected mixture returns to the surface (between 15 to 85%[1]), whilst the rest ends up in uncertain places. The usual step in these types of exploitations is to build platforms that contain between 6 and 12 pits of extraction, in order to allow the surface of the terrain that occupies the platform to be composed by tens of hectares. To this we must add that the pits have a very brief useful life, which allows the occupied surface by the platforms to occupy a huge area of a territory.

Why Fracking?

Currently, even though natural gas consumption is booming, electrical energy (primarily generated thanks to petroleum and the consumption of fossil fuels) represents around 80% of the global energy consumption. On the other hand, the extraction of conventional natural gas possesses an energy return on investment (EROI) of between 1 to 6 and unconventional or “shale gas” between 0.7 and 13.3. These are ridiculous numbers compared to the current energy return on investment of petroleum, which can have rates of 100. Then, why invest millions of euros in its extraction? This is easy to explain if we analyse the current energy crisis[2]. There are many studies, books and publications that have invested their efforts into demonstrating and studying that we have reached the peak oil process and that the new petroleum pits discovered possess less fuel of worse quality, bigger cost of extraction and, therefore, less EROI. This theory is easily predictable by simply analysing the spectacular increase of the price of fossil fuel. We survive in a system completely dependent on fossil fuel and electrical energy generated by the same, which also base their system of social domination on energy control. It would be stupid or ingenuous by our part to think that the big defenders of this system of social domination, which include huge petroleum companies, were not going to reinvent theirselves so that the end of cheap petroleum doesn’t suppose a threat to their businesses, privileges and power of social control. It is here where fracking serves as a tool to delay the discovery of new alternative energy sources. By improving extractivist technologies and conducting explorations in many places of the planet, the gas reserves will be able to be maintain their energy system for a short period of time and prevent the explosion of a true energy catastrophe, which doesn’t benefit in the slightest big petroleum multinationals.

Why Oppose Hydraulic Fracturing?

There are many varied motives to oppose the extraction of unconventional gas. It is obvious that such an aggressive extractivist method will provoke a series of environmental problems. On the one hand it is of vital importance to highlight the contamination of aquifers and subterranean waters, created due to the filtration of the mixture that is injected in the pits for the extraction of gas. These 600 chemical substances injected into the surface, many of them carcinogenic, end up in subterranean waters and will consequently be consumed by all human beings and animals, thus generating a chemical contamination of all the affected ecosystems. These human beings will be affected by this consumption of contaminated water. This has already been demonstrated through the analysis in cow livestock in several areas of the United States, where many animals suddenly died after consuming water close to the gas platforms. The effects towards the human race will take longer to appear, but can go from stomach infections to cancer, along with provoking death after constant consumption. Another type of contamination that fracking provokes that isn’t well known is the emission of radioactive substances to the atmosphere. Substances that are found naturally in the depths of the ground and contaminated water can also reach the atmosphere. One of these chemical substances is radon­222, which is the second highest declared cause of lung cancer.  The small explosions generated by the injection of pressured water are also capable of causing seismic movements into the ground, as demonstrated in places like England or the United States[3] . This could explain, along with popular opposition and French colonialism in Mali and Niger [ed. – i.e. also over access to uranium and other fuel sources], the prohibition of this method in France, where the huge quantity of nuclear plants combined with earthquake risks could cause huge catastrophes.Extractive platforms generate a series of environmental and pollutive consequences that are hard to list. It is not only about the visual impact of the platform, the waste from concrete, gas pipelines, etc. But also the creation of roads, transportation of materials, the canalisation of water into the platform, the large water waste, the deforestation of the terrain, the erosion, the creation of residual ponds and many more problems that would require a lot of paper to write down. These ecological and health consequences should ideally be the main reason to face and stop these projects if we truly valued the health of our surroundings. However, these are not even the most important reasons to stop fracking: if companies were truly interested in investing into improved extractivist technologies in order to guarantee that no health dangers existed there would still be enough factors for us to oppose these projects. Fracking opposition, from our part, should include the fact that it is a new method of exploitation of natural resources that only contributes perpetuating an antiecological, exploiting, unfair and inhuman system. We don’t only express our opposition to fracking as an aggressive method to extract gas, but also to the opposition of any type of extraction of gas.

Permissions, Licenses & Businesses 

Currently there are over 30 permits of exploitation conceded in the [Iberian] peninsula, concentrated around the north, primarily. These numbers are everchanging due to the approval of new permissions, as there are already more than 50 solicitations; but also due to the opposition and resistance from some communities to allow these projects (albeit the latter is improbable and abstract).  These exploitations will be conducted, if we don’t stop them, by businesses like SHESA (Society of Hydrocarbons of Euskadi); BNK Petroleum, with its Spanish counterpart Trofagas, Heyco, R2 Energy and San Leon Energy.

The False Opposition to Fracking

From the arrival of the plans of exploration of shale gas in the [Spanish] State, there are many voices (from individuals and collectives) that have risen up to try and prevent these exploitations of gas. For this reason, it is important to analyse determined strategies and alternative methods of fighting presented by numerous ecologist groups which, in our opinion, aren’t effective or coherent and are even capable of benefiting the enemy that they intend to destroy.  In regards to the methods of struggle: the first thing that we must clarify is that fracking is a global problem originated by a global energy scheme. It is not only about a project in a specific area. Due to this it is important to conduct the fight against fracking on a global level and not only focus it on a specific platform, valley, etc… (No Fracking, not here or anywhere) The town halls and Autonomous Communities[4] belong to a State that encourages and support this global plan of energy development based on the hydraulic fracture. Due to this it lacks sense, from a logical perspective, to use or beg these institutions to stop fracking. On the one hand, it is obvious that if we intend to stop fracking, any type of dialogue with the State contributes towards an anticipated defeat. On a moral level it is a lost battle. It is true that in some cases the collection of signatures and pressure from political groups have managed to stop some local projects. However, these are underwhelming victories, as no global opposition is ever presented, only local. On the other hand, if the governments indeed stop specific projects it is only because these are not fundamental projects for their energy development. In the case of fracking in the [Spanish] State, several specific permissions can be obtained this way, because there are countries with enormous levels of poverty that exist, with bigger gas reserves and less popular pressure, allowing businesses to easily extract gas from those places. Therefore, the only way to oppose these megaprojects effectively and coherently is through a real fight, not collaborationist, that at the same time develops a global criticism towards capitalism. In regards to alternatives: This is probably the most delicate and controversial point. The only proposal by “eco” friendly parties, NGO’s and ecologist collectives against fracking are renewable energies, accompanied by a light decrease in the levels of consumption. Renewable energies can pose, with a big economic investment in investigation and development, an alternative to the extraction of gas through hydraulic fracture, but they will never be an alternative to capitalism. The ideal world that these groups offer needs more roads, industries, trucks, primary resources, big factories, video surveillance and electricity cables passing through the woods to fully function. Renewable energy is also completely dependent on fossil fuels (plastics, transportation through roads, vehicles, etc…) and continues forcing human beings to work to produce cars, wind turbines, solar panels, etc; which impedes the liberation of the individual, who is still tied up and trapped in a sick, unhappy and monotonous job and lifestyle. On the other hand, these groups don’t tend to propose any political change accompanied by their “renewable revolution” in order to continue a capitalist system where the only things that matter are money and economy, thus ignoring values like friendship and nature. This approach not only represents no real alternative to the system of domination, but can also drastically benefit it. In a world where contamination reaches extreme levels, cancers increase enormously and the disasters provoked by petroleum and nuclear energy are part of our everyday lives, the best alternative to maintain the system of domination is through renewable energy. In fact, it’s what is slowly extending the system. Small steps are being taken to improve the profitability of renewable energies, creating electric vehicles, etc… This way the State and businesses clean their image towards the people that they have to exploit, whilst they also pretend to care about the planet’s health without changing the system of domination. We don’t want a world where the same contradictions continue to be applied, A landscape of fracking wells, U.S.A. where people's lives are completely 15. domesticated, robotized and alienated and where the relationship between human beings and nature is inexistent. We don’t want cities painted a pretentious “eco” green or a scenery full of wind turbines of more than 100 metres in height. We fight for a free world where people can reestablish their relationship to nature that prevailed during centuries past. We fight for a world where capitalism and domination disappear, which is only possible by renouncing the commodities that the energy and technological system provide for us. A world without fracking, or petroleum, or renewable barbarities: a free and wild world.

1. The numbers of return of contaminated water are proportioned by the own extractivist businesses, are not validated by any independent study. Therefore it is probable that the percentage of water that isn’t recovered is bigger than as indicated.

 2. One of the key concepts to understand the gravity of the energy crisis is the EROEI (Energy Return on Energy Investment. The TRE is the relationship between energy that a well provides us and the energy that we have to spend to obtain it. Hence, conventional petroleum has an EROI of 20, which means that for each unity of energy destined to the production of petroleum (in the elaboration of materials used in wells, its installation, perforation, operation, the maintenance, etc) 20 unities of energy are obtained. The critical value of the TRE is 1: when the TRE arrives at an equivalent, lots of energy is renewed as the one invested and the system stops having any sense as an energy source. 

3. ed. – Fracking near Blackpool in the north of England by the company Cuadrilla was halted after causing two minor 2011 earthquakes, while the U.S. state of Oklahoma for example has seen a sever spike in quakes of 3.0 magnitude or higher since 2008, when fracking ramped up in the area. The number of 3.0 magnitude quakes rose from 2 in 2008 to 889 last year; as of this November, there have been 572 so far in 2016. 
4. ed. – Autonomous Communities are the 17 separately­governed semi­autonomous regions of Spain, i.e. Catalonia, the Basque Country, Galicia, etc.

Jornadas MOAI.

El colectivo de análisis y crítica de la sociedad tecnológica MOAI presenta:

-SÁBADO 13 DE MAYOCSO Kike Mur, Pza de la memoria, barrio de Torrero, a las 18:30h.
Charla. Corrupción, radiación y despoblación. La destrucción del "campo charro" por el estado y el capital. A cargo de laAsamblea Salamanca Antinuclear.

La Asamblea Salamanca Antinuclear nace con el objetivo de defender el territorio del "campo charro" del desastre que supondría la apertura de una mina de Uranio en la localidad de Retortillo, proyecto por el cual ya se han talado en la zona varios centenares de encinas a manos de la multinacional Berkeley. Para conocer los detalles del proyecto, el impacto del mismo y la oposición social que se ha creado contaremos con un miembro de esta asamblea. 


-DOMINGO 14 DE MAYO, CSA La Revuelta, c/ San Agustín, barrio de la Magdalena, a las 12:00h.
Charla-paseo sobre nocividad difusa. Un paseo por la nocividad difusa y la resistencia de lo salvaje en  Zaragoza. A cargo de MOAI.

La mañana del domingo podremos dar un paseo por el barrio de la magdalena y la ribera del río Ebro conociendo los distintos tipos de contaminación que nos afectan (lumínica, atmosférica, sonora, por electromagnetismo, etc...), aprendiendo sobre la fauna y la vegetación que viven de forma salvaje en el entorno urbano y desgranando como esa contaminación afecta también, junto con otro tipo de actuaciones humanas, al desarrollo de la vida silvestre. 

Más información en: http://archivomoai.blogspot.com.es/

Profesiones Inhabilitantes. Ivan Illich.

Acabamos de reeditar y publicar Profesiones Inhabilitantes, un breve ensayo de Ivan Illich, de 1977. Si quieres conseguir el pdf del texto escríbenos a blogmoai@gmail.com. Os dejamos a continuación la imagen de portada y la nota editorial que precede al texto. 

El hombre cesa de ser alguien de su propia especie cuando ya no puede configurar sus propias necesidades con los instrumentos más o menos adecuados que su cultura le proporciona. Los hombres o mujeres que han llegado a depender casi enteramente del suministro de fragmentos uniformados, producidos por medios que otros individuos anónimos operan, dejan de vivir vidas humanas y, en el mejor de los casos, simplemente sobreviven, aun cuando lo hagan rodeados de esplendor.


   

Nota editorial: Cuando nos propusimos re-editar este breve ensayo que viene a continuación fueron varios los motivos que nos llevaron a ello.

Por un lado, la obra de Illich ha estado ausente o ha sido ignorada casi totalmente en las últimas décadas, lo cual es una verdadera pérdida para quienes pretenden crearse una concepción del mundo donde la autonomía e independencia del estado o las instituciones sean un pilar básico. Así, tras las reediciones de las obras capitales de Illich, "La desescolarización" y "Némesis médica", que han devuelto a este magnífico escritor al lugar que merece en la creación de un ideario emancipador y revolucionario, siguen siendo muchos los textos de este autor que siguen olvidados, y este es uno de ellos. Así, esta re-edición pretende dar voz a un autor que debió tener más importancia de la que tuvo en un tiempo en el que la socialdemocracia y el comunismo caminaban de la mano para conceder al capitalismo o al estado las libertades que nunca debió perder el individuo o la comunidad, amparándose en el progreso técnico como bien supremo e ineludible de una sociedad.

La editorial H. Blume Ediciones publicó en 1981 "Profesiones Inhabilitantes", libro que se editó en inglés en 1977 y que incluía además del texto de Illich cuatro ensayos más de diversos autores y temática similar. Que nosotros sepamos, este texto no ha vuelto a ser editado en castellano. Pese a los años transcurridos desde su escritura. la temática que se dearrolla en estas páginas sigue vigente, y como ocurre con muchos de los textos que hace décadas comenzaron a trazar la crítica al desarrollo y al mundo de la modernida técnica, los problemas que se desglosan derivados del mismo, así como sus consecuencias se han agravado preocupantemente.

En las siguientes páginas Illich nos desglosa los problemas que la sociedad tecnológica empezaba a causar al individuo y a la sociedad a través de la profesionalización. Desde la creación impuesta y autoaceptada de nuevas necesidades completamente banales y la especialización de lo que antiguamente eran saberes propios de la cultura colectiva y comunitaria, se abre una brecha entre el individuo que aspira a una vida libre y autónoma y la sociedad moderna, que cada vez lo incapacita más para poder salir de la misma, lo "inhabilita" para tomar las riendas de su vida y de manera colectiva crear esa sociedad a la que aspira.

Aunque en la obra del autor podamos encontrar momentos en que éste tenga cierta confianza en que determinados instrumentos técnicos futuros pudieran servir como fuente de liberación, cayendo en un error propio de quien no ha visto la transformación que las últimas dos décadas se ha llevado a cabo por culpa del progreso tecnológico,la advertencia del peligro que corremos dejando en manos del progreso toda libertad y autonomía de los individuos es una constante en su obra.

Por tanto, Illich no hace más que apelar al sentido común de quienes pretendemos una transformación política al margen de las instituciones, para que estemos prevenidos ante las consecuencias intrínsecas que conlleva la sociedad de masas, el progreso técnico y la especialización de todos los campos de la vida diaria, y así podamos llevar a cabo unas prácticas y una crítica sensata y certera que nos alejen de un mundo que nos inhabilita.

Actividades Mayo 2016

Desde el colectivo de crítica al sistema tecnológico MOAI, queremos invitaros a las actividades que este mes de Mayo llevaremos a cabo en el C.S.A. La Revuelta (calle San Agustín, nº 18) de Zaragoza, esperando que sean de vuestro interés.

Viernes 13 de Mayo, CSA La Revuelta, 19:00h: Charla: Fracking. ¿Qué es? ¿Es realmente una amenaza? ¿Cuándo y dónde se prevee su inicio en el Estado español? A cargo de compañeros de Burgos implicados en la lucha contra el fracking.


El objetivo de esta charla es hacer una pequeña actualización de la situación en la que nos encontramos respecto al fracking. Tras un par de años en los que la resistencia contra el fracking se ha ido diluyendo debido a la falta de avance por parte de las empresas y el gobierno, nos llegamos a preguntar si realmente tendremos fracking o ha sido solamente un paso en falso de la industria energética. Sin embargo, lo cierto es que los permisos concedidos a las multinacionales energéticas extractoras caducan, por lo que la sombra del fracking parece o una falsa amenaza o, todo lo contrario, una amenaza inminente.
Sábado 14 de Mayo, CSA La Revuelta, 19:00h: Presentación de la revista Cul de Sac nº5 "El campo y la ciudad: ¿dos mundo enfrentados?" A cargo de Adrián Almazán, miembro del colectivo editor.
Nos agrada mucho también contar con Adrián para que nos haga una breve presentación del último número de Cul de Sac, revista de pensamiento crítico donde la filosofía, el debate y las críticas sobre el mundo moderno y el desarrollo tecnológico se mezclan creando esta interesante publicación. Cada número de Cul de Sac suele reunir textos en base a una temática común, en este caso, el tema es la dicotomía ciudad-campo, con artículos clásicos y propios sobre la vida rural, las ciudades, el campesinado, el desarrollo de ciudades del pasado, etc... Tras una breve presentación se dará paso al debate que pueda surgir.
Para poneros en contacto con nosotros:
Visita nuestro blog: archivomoai.blogspot.com
blogmoai@gmail.com

Nedd Ludd y la reina Mab. Ediciones MOAI.

Ned Ludd y la Reina Mab. Destrucción de máquinas, Romanticismo y los Comunales de 1811-1812.

Con este libro presentamos lo que pretende ser ediciones MOAI.  Publicamos la traducción del texto del historiador americano Peter Linebaugh Ned Ludd & Queen Mab. Machine-Breaking, Romanticism and the Several  Commons of  1811-1812. Hemos optado por una edición limitada de 100 ejemplares con portada en cartulina y serigrafía. El texto consta de 67 páginas que relatan de manera amena, novedosa y rigorosa la historia del luddismo inglés a principios del siglo XIX. El precio es de 4 euros para particulares y 3 euros para distribuidoras. Podéis pedir los ejemplares que queráis en blogmoai@gmail.com. También os dejamos el archivo para descargar de manera gratuita del que quien lo desee puede hacer las copias que quiera.



Un brillante amanecer espera el día humano,
cuando todo intercambio de los regalos naturales de la tierra
sea un comercio de buenas palabras y trabajos;
cuando la pobreza y la riqueza, la sed de fama,
el miedo a la infamia, a la enfermedad y a la aflicción,
la guerra con sus millones de horrores, y el fiero infierno
solo vivan en la memoria del tiempo.

La reina Mab, P.B. Shelley


Descargar

COP 21. La comedia de París.

COP21. La comedia de París.
Finalizada la pantomima de París, los testigos se dividen entre los partidarios de la expresión “oportunidad perdida” y los del “acuerdo histórico”. Evidentemente todo depende de las expectativas y de las posiciones ideológicas de cada uno… y de sus intereses. Así entre los decepcionados los hay cercanos al “acuerdo histórico” como es el caso de WWF y Greenpeace y algunos sinceramente decepcionados como es el caso de ecologistas en acción (otra cosa sería la lucidez de cada posición y de su punto de partida). El mundo de la sostenibilidad , del que forman parte las cumbres climáticas, es cada vez más una especie de farándula, una especie de farsa, donde unos "negociadores", unas "partes", una constelación de organizaciones, cada vez más profesionalizadas representan papeles pre-establecidos y que son un fin en sí mismos, las ONG (muy abundantes en el sector) hacen el papel de buenos, las organizaciones gubernamentales el de responsables y los estados (incluidos el Vaticano) el de profundos reflexionadores sobre la vía más correcta... ¿Y las corporaciones?, las corporaciones van a la suya (como siempre) con el apoyo incondicional de todos los actores anteriores.

Todas estas conferencias utilizan un catálogo de siglas y de términos de argot totalmente ininteligibles para las "personas normales". UnitedNations Framework Conventionon Climate Change (UNFCCC), Subsidiary Body for Scientific and Technological Advice (SBSTA), Subsidiary Body for Implementation (SBI), Nationally-determined Mitigation Contributions (NDMC), New Market Mechanism (NMM), Global Public-Private Partnerships (PPPs) y así cientos de siglas y acrónimos (sin contar las siglas de las organizaciones). Hay toda una capa de burócratas, separados de toda realidad, que tienen como finalidad auto reproducirse dentro del teatro de la organización "contra" el cambio climático.

El documento de los acuerdos de París, como todos los tratados de la ONU, es un galimatías lleno de siglas, de circunloquios y de verbos en tiempo condicional (el debate entre deben y deberían estuvo a punto de hacer naufragar el acuerdo). En resumen 20 años de negociaciones (desde la primera conferencia de 1995) han servido de poco, las emisiones han seguido (y seguirán) aumentando.
Todo se deja en manos de los mercados (excepto las jugosas subvenciones por más de 500 millones anuales a la industria de lo fósil). Pero el mercado de carbono no acaba de funcionar, todo el diseño giraba en torno a precios más altos de los que ahora se pagan (menos de 6 € por tonelada, el valor de una caña y unas aceitunas) y la tendencia es a bajar. Con estas rentabilidades no hay ningún tipo de especulador (fondos buitres, ratas capitalistas diversas ...) que quiera «arriesgar» cuando los beneficios son tan escasos. Así que los fondos capitalistas (y muchos estados, como China) se dedican a invertir en otros aspectos del cambio climático, invierten en tierras cultivables (millones de hectáreas acaparadas en África y Asia), en bosques (y plantaciones como las de la palma de aceite) y de recursos hídricos, hay miles de millones de euros en fondos financieros «climáticos» ...

Lo que ahora desea el petrocapitalismo es terminar de amortizar sus infraestructuras y agotar los yacimientos Todo ello, como hasta ahora, con la subvención de los fondos públicos, evidentemente.
Hay varios mecanismos para lograr esto, pero lo que ahora está más de moda es el secuestro de carbono y la geoingeniería. El secuestro, ya sea en la vegetación, en el fomento de la bioenergía o en plantas de bombeo del dióxido de carbono hacia depósitos subterráneos. Lo que parece generar más esperanzas de negocio en geoingeniería son la «gestión de la radiación solar": alterar la atmósfera para reflejar parte de la radiación solar esparciendo productos químicos y la "fertilización" con hierro del mar para aumentar la productividad biológica y fijar el CO2: alterar más lo que ya está alterado.

Otra buen negocio "contra el cambio climático" sería "la agricultura inteligente", que no es otra cosa que la agricultura industrializada reciclada a hostias: semillas patentadas, transgénicos, fertilización masiva y uso indiscriminado de agrotóxicos, ahuyentando a los campesinos para dejar lugar a la agroindustria.También se trata de poner en valor (y comerciar con ellos) los "servicios ecosistémicos" convirtiendo la biodiversidad y los ecosistemas en nuevos recursos a explotar (créditos de carbono). Todo ello con el fin de mercantilizar y monetarizar lo poco que quedaba sin estar en las garras del capital (al menos no totalmente), el aire y lo que es natural. Pues bien todo este mercado ha quedado abierto con los acuerdos “históricos” de Paris.

Los estados y las corporaciones capitalistas son los que destruyen el clima, y sólo acabando con ellos hay alguna posibilidad de enderezarlo, los gobiernos, las ONG, la Alianza por la Justicia Climática lo único que hacen es profundizar la crisis, dar justificaciones a los perpetradores y promover nuevos productos financieros climáticos.

Un 1% de la población acapara/consume un 50% de la riqueza, si prescindimos de este 1% nos quedaremos igual y reduciremos en un 50% las emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero), seguramente un 5% de la población mundial acapara el 75% de la riqueza, si prescindimos de este 5% reduciremos en un 75%, el 25% que nos queda puede bastar para mantener a todos, el problema no son el 95%, el problema son el 5% acaparador. Hasta ahora siempre habían sido arrojados por la borda de la nave tierra a los pobres, ya van siendo hora de que tiramos a los ricos.
Puede parecer una tontería, pero en el fondo lo que necesitaría la mitigación del cambio climático sería un black bloc global (lo que se ha echado de menos en las manifestaciones llenas de batucadas, animalitos de peluche y disfraces de oso polar),. La organización criminal más grande (hasta el momento) en el planeta, la Organización Mundial del Comercio se tambaleó en Seattle, aunque se recuperó muy rápido.

Encontrar la manera de dar al cambio climático un papel central en la confrontación con el poder es uno de los problemas con los que nos encontramos y de los que no acabamos de encontrar la solución. A pesar de que siempre nos llenamos la boca con la necesidad de globalizar y extender las luchas y que esta sería precisamente una lucha global que incluye sectores y geografías diversas.
Tumbar la COP22 o la COP23 puede que sea un sueño, pero es un sueño que vale la pena soñar.


¡¡POR UN PLANETA LIBRE Y SALVAJE !!. 

Alimentación industrial y cáncer



Hace unos días la IARC (Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer) de la OMS publicó una nota alertando del carácter cancerígeno de la moderna dieta carnívora. La nota ha generado una reacción (esperable) del lobby cárnico, reacción que oscila entre la burla y la defensa de “los puestos de trabajo” de esta industria.
La OMS se ha visto obligada a publicar una aclaración donde puntualizan (reiterando lo escrito en el informe) que lo carcirógeno es el estilo de vida basado en una alimentación cada vez más carnívora. De poco les ha servido, los mismos que aplaudían cuando declaró que no había pruebas de la toxicidad de los transgénicos le niegan ahora valor científico (como lo negaron hace unos meses con la clasificación como cancerígeno del glisofato, el herbicida de Monsanto).
La producción de carne tiene un gran impacto ambiental, este sector genera el 14.5% de los gases de efecto invernadero y para producir una kcal de carne se necesitan 4.000 litros de agua, mientras que una kcal de cereales necesita 500.
Actualmente el consumo medio de carne en el mundo está sobre los 43,xx1kg por habitante y año (118 g diarios) y en los países desarrollados llega a los 79,3Kg (¡217g diarios!), antes de la crisis en los EUA se consumían más de 100kg anuales por persona (274g), y ahora están sobre los 75kg. La tendencia, con la irrupción de carne barata es al alza.
En los países emergentes (China, India y Brasil) no solo están aumentando el peso de la carne en su dieta, sino que empiezan a ocupar los primeros puestos en la “fabricación” mundial. Por ejemplo la India, es el principal productor de carne bovina, en forma de búfalos, especie más barata de criar que las tradicionales europeas o americanas.
Parece que la carne, más allá de su “valor” alimentario, tiene un valor de prestigio social y que las nuevas clases medias (y aspirantes a ella) hacen de su consumo una señal de su estatus, de su posición económica. Por tanto detrás del consumo de carne hay una ideología social, política y económica.

La producción de carne es un caso parecido al de la industria automovilística: la producción ineficiente de unos “objetos” innecesarios, de un gran impacto ambiental y social… Igual que el automóvil se introdujo mediante la destrucción deliberada de otros medios de transporte (por ejemplo Ford acabó con los tranvías de muchas ciudades) o ha condicionado el urbanismo de las ciudades, la industria de la carne, ha destruido el sector agrícola.
Cada vez más tierras productivas se dedican a forraje, legumbres y cereales para consumo animal y a pastos (un 78% de las tierras agrícolas se dedican a esto…), más de la mitad de los cereales se dedican a piensos .
En un mundo donde el número de personas hambrientas o muertas por desnutrición es cada día más grande (aunque el porcentaje sea más pequeño) el uso mayoritario de la tierra para producir carne es como menos inhumano, incluso desde el punto de vista capitalista.
La industria de la carne está cada vez más concentrada en 10 empresas (4 de los EUA, 3 de Brasil, 2 de Europa y 1 del Japón) estas empresas facturan 189.000 millones de dólares al año. Una concentración parecida se produce en la genética animal, controlada por 7 empresas (2 de los EUA, 4 de Europa y una de Tailandia). Tres empresas controlan el 95% de los pollos de engorde (una de Europa, una de los EUA y una de Tailandia).
Los países desarrollados subvencionan enormemente la producción de carne, así las subvenciones llegan a los 52.000 millones de dólares, de todo este dinero el 35% va al bovino, un 29% a la producción de leche (mayoritariamente de vaca) y un 14% al porcino, el resto (un 22%) se reparte entre los huevos, el ovino, la soja, las aves…